Inagurada la Ermita de San Roque en Cereceda


Ermita de San Roque en Cereceda

Ermita de San Roque en Cereceda

Languidecía en ruinas desde el año 1925, y su rehabilitación será inaugurada y puesta a disposición de los vecinos de la localidad este sábado, con motivo de las fiestas patronales del pueblo.

 A partir del próximo viernes, día 15 de agosto, comienzan las fiestas en honor a la Virgen de la Asunción en  Cereceda. Además de reunir la alegría y la devoción por la señora, patrona del pueblo, y por San Roque, que lo fue durante siglos, la celebración de 2014 incluye un epígrafe muy especial: la inauguración de la rehabilitación de la Ermita de San Roque, que languidecía en ruinas desde el año 1925.

No se sabe con certeza en qué año fue construida, pero todo hace pensar que se pudo levantar por algún voto que se hizo a San Roque en las últimas décadas del siglo XVI. Hay datos que atestiguan que en 1595 ya estaba en pie.

Fue fundada por los vecinos de Cereceda, en agradecimiento por el alivio de una epidemia de peste habida en el pueblo. El Santo fue además, durante varios siglos, el patrón de la localidad. San Roque, que nació en Montpellier hacia el año 1295, se entregó en cuerpo y alma al auxilio de los apestados.

Era la costumbre en Cereceda que, cuando levantaba una ermita, el patronato quedara en manos de los alcaldes. Los sucesivos regidores nombraban anualmente un mayordomo para encargarse de la administración del santuario. Nunca llegó a crearse una hermandad o cofradía para la custodia de la ermita de San Roque, sino que siempre estuvo bajo el patronato de los munícipes.

La Ermita se fundó con pequeñas rentas procedentes de dos censos, uno principal de 275 reales y otro que procedía del arrendamiento de varias tierras. Los ingresos del santuario los engrosaban además de la subasta de un ramo el día de su festividad y de las limosnas que pedían por el pueblo, mientras que sus gastos eran muy reducidos: Pago de misa, coste de ramos, cera y alguna reparación.

En la contabilidad de su libro de acuerdos se puede comprobar que era una institución rentable, con superávit todos los años. Tanto es así, que en algunos años, el dinero de su caja fue destinado a otros fines. En 1810 dieron 160 reales para “suministro” y ayuda de las tropas españolas durante la Guerra de la Independencia. En 1836 ayudó a la instalación de un nuevo órgano en la iglesia parroquial de Cereceda.

Igualmente se sabe que la ermita contaba con un retablo y mesa de altar en el que se albergaba la imagen de San Roque. En las visitas pastorales es mencionada desde 1655. En 1739 fue reparada, invirtiendo en ello 465 reales. También en 1810 se reparó el pórtico de la ermita. El santuario se mantuvo en funcionamiento, con la custodia de su imagen hasta 1925, como así se indica en el único libro que se conserva de esta ermita en el Archivo Histórico Nacional (A.H.N., Clero, libro 19386. Libro de juntas, cuentas y acuerdos de la ermita de San Roque sita en la villa de Cereceda. Año 1805-1925).


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s